domingo, marzo 02, 2008

Apuntes gesellinos, por Pablo Strozza

¿Dónde va la gente cuándo llueve, en la costa y en plena temporada? ¡A los locutorios, a chequear mails y ver boludeces online! Así que acá van algunas pavadas que (se) me ocurrieron a lo largo de mi estadía en La Villa.


1) Gesell se mardelplatizó, para bien y para mal. El centro es imposible, pero vamos; las librerías son geniales y las disquerías pésimas; la oferta de espectáculos nula y los cines dan basura. Pero así como hay lugares que en La Feliz siguen manteniendo su encanto (Los Troncos, Playa Grande) en La Villa el Barrio Norte sigue siendo lo más. Las playas son inmensas, la gente de lo más hospitalaria, el Bosque brinda siempre el refugio deseado (recomiendo con fervor el bar El Tinglado, por si se desea aún más tranquilidad de la que el lugar brinda de forma natural). Para andar en ojotas all the day and all the night.


2) Lecturas playeras: la excelente bio de Shakespeare by Anthony Burguess (como siempre, el mancuniano la descose) y La aventura del tocador de señoras de Eduardo Mendoza (¡a sólo $ 10 en oferta!), hasta el momento la última parte de la saga del loco detective sin nombre adicto a la Pepsi Cola, al que todos llamamos Sugrañes (que se inicia con El misterio de la cripta embrujada y sigue con El laberinto de las aceitunas). Risas y satisfacción garantizada por parte del catalán, con un Sugrañes dado de alta del manicomio y con una incipiente carrera de peluquero en una Barcelona fea y menemista post Olimpiadas. Ahora arranqué con Todos los hermosos caballos de Cormac McCarthy (también a $ 10). Lo primero que leo de este señor, promete y mucho.


3) Me puse al día con el deporte. Vi Roma 2 - Real Madrid 1, un gran partido; el bodrio del Arsenal y el Milan; el concierto del Rey David en la semi desde el Buenos Aires; la fractura del brasilero Eduardo; a Irlanda y su triunfo con Escocia en el Seis Naciones y, claro, el empate injusto del Ciclón en la Libertadores y la merecida derrota en el Monumental. Adhiero al pedido de Fabián Casla después de ver Promesas del este, tras la pelea de Viggo en el sauna: ¡Piedrensen jefe de la Butteler!


El hit del verano: no se que me pasa que no puedo de dejar de tararear "Radios", de Emmanuel Horvilleur. Creo que se solucionará al llegar a mi casa en Baires, cuando ponga en mi equipo el disco 2 de las Peel Sessions de The Fall.


La frase: "Las Toninas No Problem" (vista en una calco pegada a un viejo pero impecable Mehari). Se complementa con la añeja aunque no poco actual de Damián Damore y Robert Vinnitchenko: "Las Toninas: es así en verano, imaginate en invierno...".

See ya soon, y un feliz feliz para Hernán en su día, con atraso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario